camporico logo
esenfr

5 Consejos para que los niños coman fruta

La fruta y la verdura son importantes en la dieta de cualquier adulto, pero en la de los niños cobra especial importancia por el simple hecho de crearles la costumbre de consumir estos alimentos, aparte de las ventajas parta la salud del niño.

Cuando los niños van creciendo y rechazan alimentos como frutas y verduras nos preocupamos más, ¿Cómo puedo actuar en estos casos?

Tenemos la enorme suerte  de vivir en  una cultura con acceso a fruta variada y muy sabrosa, veamos cómo podemos aprovechar esto:
 

No obligarles a comer

Es importante que la hora de la comida no se convierta en una lucha, ni para los niños ni para los padres. Obligarles a comer ya sean niños o bebes solo les va provocar rechazo y aversión a la comida.

 

Ofrecer siempre

A tu hijo no le gusta la fruta, pero eso no es motivo para dejar de ofrecerle. Lo que si puedes cambiar es la forma de dársela (Trozos pequeños, con otros alimentos, en zumo, etc...). 
La imaginación de los padres aquí juega un papel fundamental, los niños suelen estar más receptivos a nuevos sabores si tiene formas divertidas o que les recuerden a cosas conocidas.
Otro aspecto importante es cocinar con ellos y dejarles tocar los productos en crudo. Si dejas que tu hijo pele un melocotón con pelador estará mucho más receptivo a probarlo que si solo se lo pones por delante.

 

Dar ejemplo

Es quizás lo más importante, los niños a prenden de los padres, si estos tiene determinados hábitos, sus hijos los copiaran. Como fruta delante de ellos y habrá muchas posibilidades que tu hijo como fruta igual que tú.

 

La fruta no tiene que ser el postre

Tenemos la costumbre de comer la fruta al final de las comidas y no necesariamente tenemos que dársela en ese momento. Podemos dejarle trozos pequeños a su alcance durante toda la comida y que él se gestione cuando quiere comer esos trozos.

Los niños tiene especialmente desarrollado el sentido dulce del gusto, de forma que no tendría que ser demasiado difícil convencerlo para que coma algún tipo de fruta. 
Hay muchísimas variedades de temporada y algunas realmente dulces y fáciles de comer, solo es cuestión de tiempo y un poco de insistencia para que tu hijo genere buenos hábitos alimenticios desde muy joven.

 

Fruta  dulce

Todos sabemos que  los niños tienen especialmente  desarrollado el sentido del  gusto por  lo dulce, aprovechemos esto seleccionando la fruta más dulce para que  empiecen a probar y su experiencia sea más atractiva. Melocotones, plátanos, freses, uvas son frutas con contenidos más altos de fructosa que pueden llegar a conquistar  a ese niño rebelde

Os dejamos algunas presentaciones de frutas como ejemplos.

CATEGORÍAS