camporico logo
esenfr

Navidad, dinero y niños

Si hay unas fiestas que describa la ilusión es la navidad, donde los niños viven días ilusionados con los próximos regalos y los padres y abuelos emocionados con la ilusión de los pequeños, pero poco a poco estas fiestas se han convertido en un templo al consumo desmedido, dando la impresión que para hacer feliz a un niño es necesario muchos regalos por valor de muchos cientos de euros.


En nuestra mano esta cambiar esta tendencia que nada ayuda a los niños sin que pierdan la ilusión ni los padres perdamos la cartera.


Ser agradecidos.

Casi todos los niños esperan que les traigan todos los regalos que pidieron a Papa Noel o a los Reyes Magos, sin embargo muchos se sientes frustrados por que no recibieron todos lo que querían. Desde muy pequeños hay que enseñarles que no se puede tener todo y que el auténtico regalo es poder esta con la familia. Podemos conseguir esto centrándonos en los planes de familia y no en los regalos.


Compartir.

Las cartas a los reyes magos se na convertido en auténticas listas de la compra de regalos. Es importante que los niños entiendan que esta época no es solo momento de recibir, sino también de compartir. Tienen que entender que no todos los niños pueden tener regalos y que tendríamos que pensar en ellos.
Una forma de conseguirlo es al escribir la carta de los reyes magos que dejen claro que juguete antiguo van a regalar para hacer sitio al nuevo y a quien se lo van a dar, de esta forma también le enseñaremos a organizar su espacio.


Creatividad.

Son muchos los días que van a estar sin colegio, aprovechemos ese tiempo para que realicen actividades que estimulen su fantasía y creatividad. Podemos hacer tarjetas de felicitación de navidad para la familia, hacer la carta a los reyes o preparar un árbol de navidad hechos por ellos. En estos casos es mejor no gastarse mucho dinero y que sean ellos los que propongan materiales para construirlo como papel, cartón, etc.… También es importante que lo realicen ellos, tú puedes iniciarles la actividad o guiarles, pero son ellos los que tiene que decidir cómo hacerlo. Seguramente el resultado final no sea una obra de arte, pero será suyo y se sentirán orgullosos.


Dinero.

Por desgracia se ha convertido en el epicentro de estas fiestas, cuanto más dinero te gastas en alguien más demuestras que lo quieres. En niños se convierte en un arma de doble filo solicitando ellos ese gasto para que de esa forma demuestres su amor por ellos. Cada persona es libre de gastar su dinero como le parezca, pero a los niños hay que explicarles el valor del dinero y el esfuerzo que requiere conseguirlo. Comprar a tu hijo lo que quiere no lo va  a hacer más feliz, pero si más tirano y exigente.



CATEGORÍAS