camporico logo
esenfr

Primer día de colegio

Miles de niños de entre dos y tres años se preparan para lo que será su primer día de colegio, algunos lo llevaran bien y otros no tanto. De cualquier forma te queremos dar unos consejos para intentar en la medida de lo posible, minimizar el sufrimiento de esos días tanto de los padres como de los hijos.

 

La experiencia es un grado.

Los niños de Guardería tendrán más posibilidades de afrontar este día sin llanto ni rechazo, aunque no debemos pasar por alto que para ellos también es un gran cambio. Los espacios y el bullicio del colegio nada tienen que ver con la guardería.

Para ellos significa un reto social muy importante, tienen que relacionarse con niños que no conocen en un ambiente fuera de su zona de confort. Aquí el trabajo de la maestra es importante pues puede darles los recursos que les faltan a nuestros hijos debido a su corta edad.

 

Emocionarlos.

Háblales de un día especial, que se emocionen con su mochila, su botella de agua y su propia comida. La mayoría son conscientes que van al “cole de mayores” pero aún no se pueden imaginar como es.

Enseñarles el centro antes de comenzar suele funcionar muy bien pues se hacen con los espacios y no van un sitio completamente desconocido.

 

Horarios y relaciones.

Si es niño de guardería seguramente este acostumbrado a levantarse y acostarse a una hora determinada. Hay que recordar que al colegio se entra sin carrito y despierto de forma que calcula las horas de sueño para que tu hijo llegue despierto y descansado. Si está cansado le costara más afrontar el reto y hay más posibilidades de buscar la protección de los padres.

El niño ha de relacionarse con otros niños, es una lógica social. Si tu hijo está acostumbrado a estar en casa o con los abuelos es necesario que esté preparado para vivir situaciones y juegos en los que tendrá que ponerse deacuerdo con sus compañeros.

No les hables demasiado del tiempo, “dentro de una semana empezamos el cole”, “En dos horas venimos a recogerte”, a esa edad no se tiene definido el sentido del tiempo con lo que no entenderán la frase.

 

Primer día.

No sé quién está más emocionado al salir de casa si los padres o los niños, el primer problema nos lo encontramos con la aglomeración de padres y de niños en la puerta del colegio, estos bullicios sería recomendable eliminarlos con algo tan simpe como entrar un par de días más tarde que el resto. No todos los centros lo hacen y los pequeños suelen sentirse muy inseguros en esas circunstancias buscando la seguridad en brazos de los padres.

Es estas circunstancias cuando suelen empezar los primeros llantos.

Como experiencia personal, alejarse del bullicio hasta hora de entrada hizo que no se contagiasen del llanto comunitario del resto.

Llega la parte dura, dejar al niño con la maestra en la cola de su clase, aquí es donde más sufrimos los padres. Habrá niños llorando y muy posiblemente el nuestro se contagie y empiece a lloran también y comenzaremos con nuestros propios temores. ¿Estará bien? ¿Juagaran con el resto de alumnos? ¿Le pegaran? ¿Sabrá encontrar el servicio? ¿Le gustará la comida del comedor?

 

 

CATEGORÍAS