camporico logo
esenfr

¿Alimentamos las enfermedades o luchamos contra ellas?

La nutrición se ha convertido en un elemento esencial en nuestra vida, la frase “somos lo que comemos” cada vez toma mayor importancia. Con la llegada de internet y las redes sociales ha supuesto un acceso casi inmediato a la información, pero esa información no siempre es veraz o contrastada. Vamos a explicar desde la ciencia como es la relación entre alimentos y enfermedades.


Más enfermedades que antes

Es una frase que se repite mucho a pesar de no ser cierta, la prueba de ello es la esperanza de vida que casi se ha multiplicado por dos en los últimos 100 años.

También se le achaca a la alimentación una serie de enfermedades que aunque son co-responsables no son el único motivo de la enfermedad. Pongamos como ejemplo la diabetes tipo 2, donde la alimentación juega un papel muy importante a la hora de evitar la enfermedad, pero nos dejamos atrás otros factores que también son de enorme importancia como el deporte.

La medicina ha avanzado mucho, y ahora también sabemos diagnosticar muchos de los males que hace unas décadas no conocíamos.


En muchas enfermedades actuales la alimentación influye en mayor o menor medida, pero no suele ser el único factor.


Cambios de hábitos

Nuestros hábitos de vida han cambiado a todos los niveles, pero seguimos queriendo curar muchas de nuestras enfermedades solo con la alimentación.


Trabajo estresante, mala alimentación, falta de sueño, son elementos demasiado comunes entre las personas hoy día, pero nuestra genética aún no se ha adaptado a estos cambios y todo influye en nuestra salud de forma directa.


Exceso de alimentos

Entramos a un supermercado y encontramos pasillos enormes repletos de alimentos, esto tendría que ser bueno, sobre todo sabiendo que medio planeta pasa hambre, pero esta sobredosis de alimentos nos está haciendo engordar de forma descontrolada.


A día de hoy no se conoce como parar la obesidad que afecta a los países desarrollados. Hacer dieta y ejercicio solo funciona en un 30% de los casos en el primer año y solo un 4% en los 10 años siguientes.


Algunos alimentos curan enfermedades como el cáncer.

FALSO. Este tema es muy delicado porque hablamos de personas que se les han diagnosticado enfermedades que en muchas ocasiones son mortales y son capaces de probar cualquier cosa por superar la enfermedad.


Una correcta alimentación “Ayuda” contra algunos tipos de cáncer, incluso la dieta cetogénica ayuda a ralentizar el efecto de algunos tipos de cáncer.


También ayuda el deporte, un correcto descanso y la ilusión por vivir, pero no lo cura.


Remedios naturales

¿Quién no ha probado algún remedio casero para los mocos o la resaca o el acné? Lo cierto es que pocos remedios tienen tan buen resultados como los fármacos.


En Europa, cualquier fármaco que sale al mercado ha pasado una serie de pruebas para demostrar su eficacia, el problema viene al pagar el precio que casi siempre es abusivo.


Hace unos días tuve que pagar 10€ por una caja de un remedio contra la gripe, en la caja venían 10 sobres, y la dosis son 3 diarios, un robo. Lo pagamos para poder aliviar los síntomas de la gripe y seguir con nuestro ritmo de vida.


Calidad de los alimentos

Todos nos hemos dado cuenta que la calidad de los alimentos nos es la misma que hace años, incluso las verduras parecen no tener el mismo sabor. Es el sistema de consumo que hemos adquirido, si queremos comprar leche que nos dure 15-30 días no podemos tomarla fresca, si queremos piña, la compramos enlatada para que nos dure meses en la despensa.


Si queremos mejorar la calidad de lo que comemos es necesario un cambio de actitud frente al consumo y eso parece difícil de conseguir.


Conservantes

Hasta donde sabemos, los conservantes no producen enfermedades ni son perjudiciales para las personas, al menos a corto plazo.


Lo cierto, es que consumimos conservantes que no son alimentos y el cuerpo en muchos casos no sabe qué hacer con ellos, de forma que los expulsa como hace con cualquier agente extraño, pero no hay estudios rigurosos a largo plazo sobre este problema.


También es cierto que sería imposible mantener nuestra sociedad de consumo sin estos conservantes.


Conclusión

La alimentación afecta a enfermedades y en algunos casos concretos ayuda contra otras, pero en casi ningún caso las cura (Excepto las de aparato digestivo, claro).

.

Nuestros hábitos de vida también afectan a nuestra salud y muchas veces tanto o más que los alimentos.


Deporte, descanso y buena alimentación son las bases para vivir de forma saludable.

¿Que como para el colesterol?

¿Que como para mi colesterol?

Leave review
El público en general conocimos al “colesterol” en la época de los 80 a raí...
Leer más
Fruta ¿Es sano tomarla?

Fruta ¿Es sano tomarla?

Leave review
Leer más
Niños que pegan

Niños que pegan

Leave review
Leer más

CATEGORÍAS