camporico logo
esenfr

Bebidas vegetales ¿en que se diferencian con la leche?

Es un alimento que ha entrado en nuestros comercios para quedarse y aunque aun la demanda no iguala a la de la leche sigue subiendo cada año, pero veamos cuales son la mayores diferencias entre las dos.


Para empezar su denominación no puede ser de leche pues no procede de ningún animal de ahí que sea obligatorio en España a llamarlas bebidas vegetales. 


Composición.

La lecha ha ido adquiriendo una mala fama de unos años a esta parte en base al malestar que genera en ciertas personas al tomarla. Esto es debido a que muchos de nosotros somos intolerantes a la lactosa, esto significa que no producimos lactasa que es la encima que descompone la lecha y nos ayuda a digerirla. 

Hoy día hay muchos productos “sin lactosa”, esto es falso. La práctica habitual es añadirle lactasa para una correcta digestión.

Las bebidas vegetales se venden como sustitutas de la leche por su color y textura, pero si vemos a fondo su composición vemos que no son sustitutos y que sus propiedades ni se le acercan.

Para empezar todas la bebidas vegetales suelen tener una mayoría de agua (75%-85%) y con semillas disueltas en mayor o menor medida. Al principio presentaban grandes cantidades de azúcar para hacerlas atractivas al paladar pero han evolucionado cambiando el azúcar por edulcorantes.

Las más comunes son las de Soja, Avena, Almendra, pero podemos encontrar una variedad enorme y aunque intentan imitar las propiedades de la leche con ciertos añadidos la principal diferencia no está en las cantidades sino en las calidades.


Diferencias micro-nutrientes y vitaminas.

La mayor diferencia está en los aportes de micro nutrientes, como vitaminas y minerales donde las diferencias suelen ser muy grandes.

Un ejemplo es el de la vitamina D fundamental para el crecimiento, la leche tiene la vitamina D3 y las bebidas vegetales tienen vitamina D2, esto hace que la vitamina de la leche se absorba mucho mejor.

Otro ejemplo claro es el calcio, el calcio de la leche es calcio libre que forma estructuras con la proteína de la leche (fácil asimilación)en cambio la mayoría de estas bebidas tiene calcio no soluble de forma que puede precipitar en un medio liquido como la orina formando cristales de oxalato de calcio (las famosas piedras en el riñón).

Son dos ejemplos claros sobre como en el etiquetado podemos ver que son bebidas parecidas pero a nivel de composición no actúan igual.

Hay dos cosas que me sorprenden en esta lucha, la primera es como los defensores de las bebidas vegetales defienden la leche en la infancia pero parece perder todas sus propiedades una vez somos adultos.

Y la segunda es que creen que la leche es mala pero toman una bebida que simula la leche, sinceramente esto último es lo que más me sorprende.


Para finalizar quería comentar que la leche No es necesaria en la edad adulta, al igual que las bebidas vegetales. Si te gustan y concuerdan con tu dieta perfecto, si no te gustan o te sientan mal no las tomes hay mucho alimentos por los que podemos sustituir la leche.

 

CATEGORÍAS