camporico logo
esenfr

Comer por la noche engorda más ¿seguro?

Es una frase del “saber popular” y que más recientemente se ha ligado con el consumo de  hidratos por la noche (pan, patatas, fécula, etc…) Lo cierto es que durante años hemos limitado las cenas en cantidad e ingredientes tomando en cuenta este dicho, pero veamos qué hay de cierto en esto.


Ciclo Circadiano

Las personas estamos diseñadas para hacer vida diurna y no refiero a salir de fiesta. Conocidos son los efectos que produce tener que trabajar de noche y dormir de día.


Nuestro metabolismo de la glucosa y la grasa se ve afectado por los ciclos circadianos. Las personas sanas suelen tener mejor control por la mañana y suele ir empeorando al pasar el día.

Siendo muy simplistas podemos decir que las comidas engordan más por la noche, pero el cuerpo no es simple, veamos el motivo.


 

Ejercicio como regulador de comidas.

Todos sabemos que el ejercicio físico es importante para la salud, pero también modifica el metabolismo energético y la sensibilidad a la insulina después de las comidas. Esto significa que las comidas no “engordan” igual si haces deporte. 

 

Si practicas deporte después de las comidas, especialmente de la cena podemos decir que ésta engorda igual que el resto de comidas.

​Si no lo practicas, es cierto que por  la noche "engordan" algo más, poco, pero algo más.


La hora a la que se practica del ejercicio también es importante, si practicamos deporte por la tarde modificaremos nuestro ciclo metabólico y no tendrá ese bajón por la tarde de forma que no nos “engordaran” más las comidas a esas horas.

 

El ejercicio físico es crucial para controlar los niveles postprandiales de glucosa y lípidos, pues es capaz de alterar el metabolismo.

 

 

Glucosa o azúcar en sangre

El nivel de glucosa en sangre puede variar mucho dependiendo de la persona, su edad, condición física, si es diabético tipo 2, padece obesidad o sobrepeso y un dato muy importante si practica deporte y cuando lo hace.

 

Diabéticos tipo 2

Los diabéticos tipo 2 tiene que controlar estas fluctuaciones, pues se caracterizan por presentar alteraciones de la glucosa y los lípidos  (hiperglucemia e hipertrigliceridemia postprandial).

 

Los diabéticos tipo 2 tienen una sensibilidad a la insulina cambiado con el ciclo circadiano normal, de forma que tienen más sensibilidad por la noche y peor en las horas de sueño. Para ellos es mejor hacer deporte por la tarde-noche mejorando su sensibilidad en las horas más bajas, con esto conseguirán mantener estable sus niveles de glucosa en sangre.

 

Conclusión

Si no haces ejercicio físico es cierto que las comidas pueden engordar más por la noche, si no eres diabético tipo 2 claro.

 

En cambio si haces alguna práctica deportiva esto no te afectará especialmente si la practicas por la tarde.

 

Sabemos que hacer ejercicio cerca de las comidas (antes o después) afecta al metabolismo energético pero no sabemos el momento exacto para optimizar este proceso.

 


CATEGORÍAS