Desayuno ¿es necesario?

Si existe una comida al cabo del día que genera polémica esa es sin duda el desayuno, porque la cena te la puedes saltar, pero si te saltas el desayuno amigo, te la juegas.


Esta primera comida, gracias a las redes sociales ha generado infinidad de afirmaciones y tendencias que van desde dar de desayunar garbanzos a niños, relacionar la falta de desayuno con obesidad o bajo rendimiento, o la última moda cuestionar si es mejor no desayunar antes que hacerlo mal.


Ya que disponemos de muchos estudios sobre este tema vamos a repasarlos y resumir lo que dice la ciencia.


¿Es necesario?

Ya nadie cuestiona que el desayuno es una comida más y hacerla o saltársela dependerá de nuestras costumbres. Sí que es cierto que venimos de un periodo de ayuno de unas 7-10 horas y que nuestra glucosa en sangre estará baja, pero esto no significa que nos quedaremos sin energía si no desayunamos.


Una persona sana tiene reservas de glucosa para seguir funcionando sobradamente sin desayunar.


Con esto no queremos que dejen de desayunar, solo que no se acaba el mundo si no lo haces.



Que desayuno

En nuestra sociedad occidental se han normalizado ciertos alimentos como desayuno que han demostrado no ser los más saludables. Galletas, bollería, pan blanco, cereales para niños, etc... Se ha hecho un hueco gracias a una industria que los publicita como soluciones fáciles, rápidas y saludables.


Hemos adquirido la costumbre del desayuno dulce y se la hemos pasado a los niños que son especialmente susceptibles con este sabor.


El desayuno no deja de ser una comida más, no necesitas añadir “azúcar para el cerebro”. El principal problema son los hábitos. Es muy difícil convencerse que puedes desayunar lo mismo que cenas o almuerzas, en otras culturas es más común pero en el mundo latino y en especial en España es casi impensable no añadir al desayuno colacao o algún sucedáneo.


Opciones de desayuno

Si eres un tradicional que no puede pasar sin el pan y el café en el desayuno, puedes probar con pan tostado y aceite o tomate. Si prefieres algo más contundente puedes añadir jamón.


Pavo o chacinas procesadas, mejor dejarlas para casos especiales no dejan de ser productos muy procesados generalmente cargados de azúcar y sal.


Si eres de cereales, intenta que sean integrales como el pan o en caso contrario toca revisar etiquetas y mirar niveles de azúcar que es donde suelen fallar los cereales. Curiosamente las marcas blancas suelen ser mejores que las grandes marcas comerciales.


Si te gusta innovar, tienes miles de posibilidades, todo es cuestión de costumbre, hay muchas personas que son incapaces de probar un huevo duro por la mañana, pero si no es tu caso adelante, no tengas miedo, no vas a perder salud si desayunas pasta, huevos o legumbres.


Conclusión

Si necesitas desayunar, hazlo pero intenta que sea saludable, si por el contrario a primera hora no te apetece nada, tranquilo no te vas a quedar sin energía, puedes posponer la comida a un horario que te funciona.


Todos estos consejos son para personas adultas y sanas. Como siempre decimos lo mejor es visitar a tu dietista, él te guiara e informara de forma más segura que cualquier web.


Bibliografía

https://www.bmj.com/content/364/bmj.l42



CATEGORÍAS