Pan para todos los días

Hace ya tiempo que el pan va perdiendo adeptos, ¿tan mala es la calidad del pan que comemos? ¿Es mejor el pan integral? ¿Son todos los panes blancos iguales?

 

Historia

El pan original no se parece en nada al que comemos hoy día. Para su elaboración solo se usaba agua y trigo y a pesar de ser un alimento muy nutritivo era muy basto.
Se han descubiertos hornos para cocer pan de más de 4.000 años de antigüedad, pero son los egipcios los que mejoran la receta, triturando el grano y haciendo una harina gruesa pero eficaz.

 

Harinas

La principal diferencia en los panes que comemos es el origen de la harina, refinada o integral.

Refinada: más conocida como harina blanca se fabrica removiendo salvado y germen de trigo, moliendo únicamente el endospermo, vamos puro almidón con muchas calorías y sin fibra ni micronutrientes.

Integral: se obtiene a partir del grano de trigo entero, tiene un color café no homogéneo y contiene:

Fibra
Vitaminas A-B
Ácidos grasos
Manganeso
Hierro
Potasio
Zinc
pan 2

 

¿Cuál es mejor?

Los panes integrales tiene más micronutrientes y su índice glucémico es menor de forma que nos sentiremos saciados más tiempo, pero no deja de ser un alimento muy calórico.

El pan integral es mejor que el pan blanco, pero no deja de ser un alimento escaso en macronutrientes aparte de proporcionar muchas calorías.

 

Costumbre de comer pan

En épocas de escasez el pan y la mantequilla eran complementos ideales para llegar a los niveles mininos calóricos. Son dos alimentos baratos y con muchas calorías de forma que rellenaba la escasa dieta en épocas de guerra y penurias.

Hoy día tenemos abundancia de comida y unos de los principales problemas de nuestra sociedad es la sobre-alimentación. Si nuestra intención es consumir todos los días estos dos alimentos hay que planificar bien la dieta del resto del día para no pasarnos en la ingesta calórica.

 

¿Hay diferencias entre el resto de panes?

Aparte de la harina que se usa en la fabricación del pan a nivel de nutrientes hay pocas diferencias. Si vas a consumir un “bollo”, un “mollete” o una “barra”, la diferencia  a nivel de nutrición, que no de sabor, la vas a encontrar en las cantidades usadas para su elaboración y poco más.

Si nos vamos a encontrar diferencias entre loa panes de molde, pues para su elaboración se utiliza azúcar, llegando a cantidades importantes en los panes de molde especialmente indicados para niños.

 

Consejo

Si consumes diariamente pan, se consciente del tipo de pan que tomas y equilibra tu dieta al respecto. Si compras pan de molde, lee las etiquetas o puedes llevarte una sorpresa.

 

 

CATEGORÍAS