camporico logo
esenfr

¡A entrenar en casa abuelos!

Parece que tarde o temprano el famoso coronavirus va a llegar a todos los rincones del mundo, y de momento la cuarentena se perfila como el único método eficaz para detener su propagación.

 

Mientras investigadores y médicos nos ayudan con esta pandemia, no podemos dejar de lado nuestra salud, especialmente en los adultos mayores donde el confinamiento puede ser muy negativo para su salud.

 

Perdida de salud cada día

A una persona de menos de 30, un largo periodo de inactividad puede ser contraproducente, pero haciendo un poco de deporte puede recuperar el tiempo perdido en poco tiempo.

 

Los que disfrutamos de los 40 a los 60 la cosa se complica, estos tiempos muertos nos afectan más y perdemos musculatura y salud sobrellevándonos la sarcopénica de forma rápida.

 

A las personas que sobrepasan los 60, esto es crítico, su salud empeorará inevitablemente si no hacemos por solucionarlo.

 

Por supuesto, todo depende de tu estado de salud al empezar el confinamiento, tu edad, tus patologías, etc…

 

¿Cómo nos afecta?

La inactividad nos afecta a todos los niveles, primero muscularmente, esto hace que se empiecen a resentir los huesos, que su vez desequilibra el tridente hormonal, las grasas y triglicéridos se nos acumulan y por supuesto nos afecta a nuestra salud mental, que podría acentuar la ya de por sí difícil cuarentena.

 

Si conseguimos introducir ejercicio en nuestras rutinas semanales, conseguiremos mitigar estos efectos, además de mejorar nuestra salud mental y por supuesto optimizar nuestras defensas.

 

Recordemos que el ejercicio y una correcta alimentación ponen a tono nuestras defensas.

 

¿Cómo empiezo?

Olvida la frase de estoy demasiado mayor, y recuerda que hay estudios donde demuestran que personas incluso con 90 años, reacciona muy positivamente frente al ejercicio.


Al iniciar un cambio de este calibre, debemos buscar una hora del día que no podamos poner excusa para comenzar con el ejercicio, la primera semana es la más difícil y tenemos que ponérselo complicado a nuestra falta de voluntad.


Lo segundo, es buscar un sitio adecuado, salón, cocina, cuarto, terraza, cualquiera nos vale, pero intentaremos repetir en el mismo sitio para que sea más fácil crear el hábito.


Si no tenemos experiencia y no sabemos que hacer os dejo unos canales de YouTube donde podréis ver ejercicios adaptado a mayores y que podéis hacer en casa.


Intensidad

Uno de los problemas que afrontan los mayores al iniciarse en el deporte, es la falta de conocimiento de su cuerpo, no sabiendo que intensidad o nivel de esfuerzo hay que aplicar para conseguir beneficios.


Vamos a dar unas pautas comunes, pero siempre hay que aplicar el sentido común, porque es casi imposible tener en cuenta todas las variables como edad, patologías, etc… de cada persona.

Cuando hagamos un ejercicio, tendríamos que movernos en un rango de repeticiones de 15-20.

Si somos capaces de hacer más de 20 repeticiones, es que nos esforzamos poco y el beneficio será menor.


Si solo podemos hacer 10-12, es que es demasiado difícil, mejor dejarlo para cuando tengamos más experiencia entrenando o mejor forma física.


Las pesas en muchas ocasiones podemos sustituirlas por cosas de casa como tetrabriks de leche, o botellas de suavizante si necesitamos más peso.


¿Que como para el colesterol?

¿Que como para mi colesterol?

Leave review
El público en general conocimos al “colesterol” en la época de los 80 a raí...
Leer más
Fruta ¿Es sano tomarla?

Fruta ¿Es sano tomarla?

Leave review
Leer más
Niños que pegan

Niños que pegan

Leave review
Leer más

CATEGORÍAS