camporico logo
esenfr

Protección contra la diabetes tipo 2

Es la enfermedad silenciosa por excelencia, continua creciendo años tras año y lo más preocupante es que cada vez afecta a personas más jóvenes.


Diabetes en cifras

  • La diabetes está detrás del 70% de amputaciones no traumáticas.
  • La diabetes es responsable del 17%  de las cegueras.
  • Casi el 45% de los diabéticos no lo saben aún.
  • Solo en España son ya más de 6 millones de diabéticos tipo 2.
  • En España es responsable de más de 25.000 muertes directas.
  • En 2014 había 415 millones de diabéticos tipo 2 en el mundo y se prevén más de 640 millones para 2040.


¿Puedo tener diabetes?

Viendo las cifras es lo primero que pensaría “pertenezco al 45% que aún no lo sabe.” Las pruebas para su diagnóstico son sencillas, una analítica en dos momentos diferentes del día puede confirmarlo.

Los síntomas habituales son:

  • Fatiga frecuente.
  • Hambre constante.
  • Aumento de la sed.
  • Aumento de las micciones.
  • Visión borrosa
  • Infecciones en vejiga, riñón o piel que sanan de forma muy lenta.


¿Qué es la diabetes tipo 2?

Cuando nos alimentamos, el cuerpo extrae y convierte los alimentos en diferentes nutrientes como la glucosa. Para poder absorber y nivelar el nivel de glucosa tras una comida actúa el páncreas.


El páncreas genera la hormona insulina, que actúa como llave para que las células puedan absorber la glucosa  y aprovecharla como combustible.


Además la insulina permite que el cuerpo guarde la glucosa sobrante como grasa, nivelando el nivel de glucosa en sangre.


Si tiene diabetes tipo 2, las células no funcionan bien y no son capaces de absorber toda la glucosa como energía. La glucosa se queda en el torrente sanguíneo y se produce hiperglucemia.

La hiperglucemia hace que se muestren  muchos de los síntomas anteriormente mencionados.


 

Yo no puedo ser diabético, soy delgado.

Por desgracia,” la resistencia a la insulina” se da por varias razones y una de ellas es la falta de ejercicio.  Si estas delgado pero te mueves muy poco y no practicas deporte entras en el grupo de riesgo.

 

Evidentemente una persona con sobrepeso y malos hábitos tiene más posibilidades de padecerla, pero estar delgado no nos hace inmunes.

 

Si el azúcar es el problema, dejo de tomarla.

Muchos Gurús actuales echan la culpa a los carbohidratos y azúcares de la diabetes tipo 2. Eso es ser extremadamente simplista, una dieta como por ejemplo la cetogénica que consigue mantener niveles muy bajos de glucosa en sangre, también hace que se segregue insulina y a la larga también se produce una resistencia y posteriormente la diabetes.

 

Piensa que un filete de carne puede elevar más la insulina que un plato de pasta.

 

Exceso de calorías, obesidad, poco o nulo deporte, estrés, sueño irregular, alcohol, tabaco, mala

elección de alimentos, edad, genética, raza, etc.… eso son solo algunos de los factores que determinan que puedas desarrollar diabetes tipo 2.

 

¿Cómo me protejo entonces? 

Deporte. Es quizás la mejor protección contra la diabetes y por supuesto alimentos adecuados y sueño correcto.

 

Hay que tener en cuenta que el páncreas no tiene sustituto, ni trasplante y que con los años, a pesar de llevar una vida perfectamente sana fallará, la diferencia es si quieres que falle a los 40 o a los 80.

 

¿Sirve cualquier deporte?

Sí, pero no todos son igual de efectivos. Los deportes de fuerza donde  se consigue aumentar la masa muscular juegan un papel más significativo que los deportes de resistencia.

 

Es más importante practicar deporte de forma constante que el deporte a practicar.

 

¿Cuál es el mejor horario para practicarlo?

Como hemos explicado antes, lo importante es practicarlo de forma constante. Si eres una persona “normal” o sea trabajas de día y duermes de noche, entonces por la tarde suele decaer el metabolismo energético, si hacemos deporte a estas horas se reactiva y hace más efectivo el metabolismo energético y la resistencia a la insulina.

 

Más razón aun para los diabéticos que su ciclo circadiano está algo alterado y su metabolismo energético suele decaer en las primeras horas de la noche, haciendo que practicar deporte por la tarde sea mucho más efectivos para ellos.

 

Conclusión

Deporte y dieta son los pilares fundamentales para no padecer diabetes y muchas otras enfermedades. Si aún no te has puesto manos a  la obra ya vas tarde.

 


CATEGORÍAS