¿Que hago para no engordar con la edad?

No hay que ser ningún genio para ver que tenemos tendencia a engordar con el paso de los años y que cuando queremos perder esos “kilos” de más no es tan sencillo como antes.


¿Sabemos por qué ocurre eso? ¿Existe alguna forma de combatirlo?


El cuerpo como una empresa

Según nos vamos haciendo mayores cada parte de nuestro cuerpo empieza a funcionar un poco más lento y peor. Nuestro eje hormonal empieza a desequilibrarse  y empezamos a sufrir sus síntomas, si a eso le unimos que comemos peor que nuestros padres tenemos un coctel perfecto para acumular grasa.


Las hormonas juegan un papel muy importante, si nos fijamos un poco las mujeres tiene tendencia para acumular grasa en caderas y piernas y los hombres en barriga y torso. Una vez se produce ese desequilibrio hormonal muchas mujeres empiezan a acumular grasa en barriga y torso igual que los hombres.


Cuando empezamos a acumular grasa aumentamos ese desequilibrio, porque la grasa en ciertas cantidades actúa en contra el órgano endocrino. Ahora le añadimos que cada vez nos movemos menos y tenemos una causa del aumento de peso de la población mayor.


La grasa se mete en todas partes

A la hora de acumular grasa tenemos que tener en cuenta que si no realizamos ningún tipo de ejercicio la podemos encontrar en la piel, músculos, órganos (esta es especialmente perjudicial), huesos y hasta en el cerebro.


La verdad es que el panorama es desolador pues con ciertos niveles de grasa esta puede afectar incluso a hormonas como la testosterona convirtiéndola y anulándola.


Hay soluciones

Antes este panorama solo nos queda revisar nuestra dieta y hacer ejercicio y cuando digo ejercicio no me refiero a salir a caminar. A pesar de estar de última moda los ejercicios cardiovasculares al aire libre (caminar, correr, bicicleta) no suelen ser los mejores para paliar estos efectos en personas mayores.


Una de las primeras cosas que perdemos es la musculatura y es en sí misma un órgano endocrino muy poderoso, sin esta musculatura nuestros mayores no pueden tener independencia como subir a un tercero, coger a un nieto, etc...


Tenemos que recuperar esa fuerza perdida y para ello tenemos que visitar el gimnasio. Lo ideal es hacerlo con una persona que te guie. Y sobre todo hay que olvidarse de tonificar, hay que entrenar.


Beneficios de los ejercicios con cargas

Sin olvidarme de la alimentación, en este caso me voy a centrar en los beneficios que tenemos al mantener nuestra musculatura tanto en hombres como en mujeres.


Como órgano endocrino nos ayudará a perder grasa y a mantener nuestro peso, piensa que tiene que haber un balance positivo entre músculo vs grasa  y si lo perdemos solo obtendremos desventajas.


Ayudaremos a controlar y mejorar la vida de nuestros huesos. Hacer trabajos de compresión contra el hueso lo obliga estar continuamente regenerándose de forma que es una actividad ideal para luchar contra la osteoporosis.


La fuerza es la que nos da independencia. Muchos de nuestros mayores realizan caminatas largas, pero pocos pueden subir a un tercero a un cuarto sin riesgos. No poder agacharnos con soltura o tener grandes dificultades a la hora de levantar ciertos pesos pequeños es sinónimo de haber perdido musculatura con los años.


Como veis no he hablado en ningún momento de aspecto físico pues no es determinante para la salud. Que estés delgado no quieres decir que estés sano, tienes más opciones pero no es determinante de hecho se está convirtiendo en algo habitual la persona delgada metabólicamente obesa.



Conclusión

Las personas estamos hechas para movernos cuando nos quedamos sentados es cuando empiezan los problemas.


Si has tomado la decisión de hacer ejercicio, mejor busca aun profesional que te ayude y aconseje hay deportes más óptimos que otros para cada tipo de persona.

CATEGORÍAS