camporico logo
esenfr

Superalimentos ¿Son reales?

Lino, Goji, Quinoa, Stevia, Chia, son productos que de un tiempo a esta parte han adquirido la etiqueta de superalimento. ¿Realmente son tan “super”? ¿Qué hay detrás de esta denominación?


¿Existen los superalimentos?


No, no existen. Estos alimentos tienen una serie de características nutricionales superior a la media de su grupo alimentario, y que los hacen muy saludables, pero hasta ahí van sus beneficios. 

Esto suele pasar en el mundo de las semillas pues son alimentos muy concentrados, hay que tener en cuenta que de esa semilla va a crecer vida, y tiene muchos nutrientes concentrados.


Aquí es donde debemos relativizar la situación. Si tomamos un unos gramos al día de Chia, a pesar de ser un alimento muy bueno no deja de ser una proporción minúscula, en cambio si tomamos garbanzos, espinacas o guisantes a pesar de no ser superalimentos contribuimos mucho más a nuestra salud simplemente por la cantidad.


Un peligro suplementario que se añade a estos alimentos son propiedades curativas que se atribuyen de forma gratuita y sin ningún tipo de fundamento.


 
¿Cuál es la razón de que existan los super alimentos?


La respuesta es el dinero. Vende mucho más decir que tomando todos días una porción de Chia vas a adelgazar y estar más sano que decir que necesitas comer más legumbres.


 
Cuantos superalimentos existen


Si nos paramos a repasar cada grupo alimentario, veremos que cada uno tiene su alimento que suele tener una características un poco por encima del resto, el brócoli es la estrella actual de las verduras, en los frutos secos la nuez es la dueña desde hace muchos años, en la fruta el aguacate es el rey, etc…

Con esto no queremos decir que estos alimentos son malos, todo lo contrario son buenos de hecho están por encima del resto, solo decimos que hay que dale su sitio justo.

Uan selección de superalimentos reales.


 
Entonces ¿merecen la pena los superaliamentos?


Estos alimentos seleccionados no van a conseguir lo que no consigamos con nuestro patrón alimentario. Si te los puedes permitir y te gustan son alimentos muy buenos pero no son sustitutos de buenas prácticas. 

Comer unas nueces con sus propiedades para la bascularidad no va a suprimir los efectos que tomarnos unos bollos, unas cervezas o una pizza. 
Tenemos que ser conscientes que solo son alimentos con un pequeño extra en valores nutricionales.

 

 

CATEGORÍAS