¿Por qué introducir el mango en mi dieta?

El mango es una de las frutas más populares del mundo y es rica en nutrientes esenciales. Para muchos, el mango es una fruta que sólo se come en verano o en lugares cálidos. Sin embargo, en invierno también se pueden encontrar mangos maduros y deliciosos. Desde Huerta Campo Rico os enseñamos porque hay que introducirla en nuestra dieta.

El mango es una fruta típica de la dieta mediterránea, y su consumo representa una actitud de vida saludable. Contiene proteínas y grasas, fibra, fósforo, calcio, magnesio, hierro, cobre, manganeso, vitamina B1, B2, B3, B6, B9, y vitamina C. 

 

Además, el mango también contiene carotenoides, flavonoides y compuestos fenólicos, que se relacionan con una serie de beneficios para la salud.

 

El mango contiene una gran cantidad de vitamina C, que es necesaria para el crecimiento, ayudan a mejorar la elasticidad de la piel y protegen el cabello de los daños causados por los rayos UV. Son ricos en vitamina A, que es necesaria para la salud de la piel, los ojos y el sistema inmunológico.

 

Son una buena fuente de antioxidantes, ayudan a mejorar la digestión, ya que la fibra presente en ellos puede ayudar a estimular el movimiento intestinal. 

 

El mango además, es rico en ácido fólico, que es importante para el desarrollo del feto durante el embarazo. El mango es rico en minerales como el potasio, el magnesio y el cobre. El magnesio es un mineral que interviene en la formación de huesos y dientes. El cobre es un mineral esencial para la producción de glóbulos rojos.

 

El mango es una buena fuente de azúcares naturales, por lo que es una fruta ideal para añadir a una dieta sana y equilibrada. Además es una gran fuente de energía y son perfectos para comer entre comidas. También son una excelente opción para los deportistas ya que ayudan a reponer los niveles de glucógeno después de un entrenamiento duro.

 

En resumen, los mangos son una fruta deliciosa y saludable que debería incluirse en la dieta de todos. Además, se puede comer de muchas maneras diferentes: solo, mezclado con otros alimentos o en forma de postre. Aquí hay algunas formas de disfrutar de este fruto tropical: 

 

Solo: 

Pelar el mango, comer la carne de la fruta con una cuchara o comerlo como una golosina. 

 

Mezclado con otros alimentos: 

En ensalada de frutas o verduras

Mezclando el mango en un batido o smoothie. 

Agregando trozos a un yogurt. 

Mezclando el mango con arroz.

En salsa de mango para acompañar un plato de pollo o pescado.

 

En forma de postre: 

Con yogur y frutas frescas. 

Con una mezcla para pasteles. 

Salsa de mango para servir con postres o en platos principales.

 

Los mangos son una fruta deliciosa y saludable que se debería incluir en la dieta. Desde Huerta Campo Rico, recomendamos nuestra ensalada de remolacha y mango, ¡Es la combinación perfecta! Además, es ideal para los que no tienen tiempo de cocinar. ¿Te atreves a probarla?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *