camporico logo
esenfr

Barrigas Felices

Curva de la felicidad, barriga cervecera son conceptos que durante mucho tiempo se asociaban a una buena salud, pero hemos visto que están muy lejos de ser saludables.


Grasas

Partimos de la base que comer grasa y acumularla en cantidades muy moderadas es necesario para una buena salud, pero tenemos que ser conscientes que según donde acumulemos esa grasa puede ser más o menos peligrosa.


Las células grasas son como bolitas que se van llenando y vaciando de grasa y que cuando alcanzan determinado tamaño se duplican para poder acumular más grasa. El tiempo promedio de cada célula nueva es de unos 9 años.


El mínimo de grasa esencial suele ser un 3% para hombre y un 8-12% en mujeres, bajar de estos valores normalmente acarrea síntomas como perdida de menstruación, etc.


Existen diferentes tipos de células grasas dependiendo de su tipo y de su localización en el cuerpo:


Tipos de grasa

Grasa parda. Solo la encontramos en niños y van desapareciendo con la edad aunque quedan unos depósitos minúsculos. La única diferencia con la grasa blanca es que además de energía produce calor.


Grasa blanca. Son los depósitos que tenemos la mayoría de los adultos, solo se usan como fuente de energía. 


Grasa beige. Es la grasa blanca que por medio del ejercicio ha sido estimulada por la hormona  Irsina y acumula para quemarla no solo para almacenarla.


Localización

Grasa visceral o dura. Se localiza entre las vísceras y órganos, zona del abdomen y pecho. Es con diferencia la más peligrosa y difícil de eliminar. Esta grasa interactúa con los órganos haciéndolos grasos y es responsable de muchas patologías como diabetes o riesgo cardiovascular. Hoy día ya se detectan corazones grasos, páncreas graso e incluso cerebro graso. 


Grasa periférica. Es la grasa de acceso rápido, se acumula en la piel y es muy común encontrarla en caderas y muslos. No es peligrosa y su inconveniente es más estético que otra cosa, siempre que su acumulación sea razonable. No es difícil de eliminar.


Grasa intramuscular. La podemos encontrar entre las fibras musculares y su cantidad suele ser pequeña. Es cierto que los deportistas de resistencia presentan depósitos de esta grasa entre los tejidos musculares como acceso rápido de energía.


Grasa en la barriga

Las típicas barrigas abultadas en mujeres y especialmente en hombres suelen ser síntoma de grasa visceral y están relacionadas con muchas enfermedades. Son potencialmente peligrosas y hay que tomarlas muy en serio.


Como la elimino

La respuesta es simple, deporte. Una dieta correcta va a ayudar a eliminar la grasa periférica pero tendrá poco impacto sobre la grasa visceral, es necesaria la ayuda del ejercicio físico.


Si perdemos grasa solo con dieta podemos convertirnos en lo que se conoce como el delgado metabólicamente obeso. Estaremos delgados, pero nuestros análisis de sangre serán muy parecidos a los de un obeso.


Es importante destacar que un ejercicio de baja intensidad como andar, va a producir muy poco efecto en la grasa visceral, teniendo que desplazarnos a intensidades medias o medias-altas para corregir este problema.


También tenemos que tener en cuenta que al perder grasa perderemos musculo, de forma que deportes que implique ganar músculo sería muy beneficioso para cualquier actuación a la hora de intentar mejorar nuestra salud.


Conclusión

La grasa que acumulamos en la barriga es potencialmente más peligrosa que la del resto del cuerpo, y la única forma efectiva de reducirla es con deporte y una buena alimentación.

 

CATEGORÍAS