logo camporico
esenfr

Adolescentes, deportistas y veganos, bienvenida vegafobia.

El mundo vegano, para los que no lo somos, genera rechazo y muy posiblemente sea por desconocimiento en parte y por los trolls que pululan por las redes sociales y le dan mala fama. En general, si tuviese que definir a un vegano desde fuera, diría que es una persona preocupada por el planeta, tanto por el medio ambiente como por el resto de especies que lo pueblan y adapta su modo de vida para respetar y proteger lo que le rodea.

 

Somos muchos y creo que cada vez más, los que nos acercamos a ese pensamiento y vamos adoptando hábitos, si no veganos, si acercándonos a esa forma de ver el mundo. No digo que tengan razón, pero sí que coincido en muchas de sus ideas y con el tiempo cada vez más.


Como hemos comentado en este Blog, no te despiertas un día y eres vegano, es un proceso donde vas aprendiendo como funciona nuestra sociedad, no te gusta y poco a poco vas adaptando tus costumbres, consumos y hábitos para intentar crear una sociedad y un mundo más acorde a tus principios.


Tribus

Pertenecer a un grupo esta intrínseco en el comportamiento humano, y es posible que el grupo vegano sea más compacto y solido gracias al rechazo que ha sufrido por la sociedad en general y por una parte en particular que se ha cebado con ellos. Como todo grupo heterogéneo, tiene integrantes más comprensivos y otros más radicales y estos últimos son sin duda los que hacen más ruido.


En general este pequeño grupo de radiales dentro del veganismo, se comportan exactamente igual que los especistas a los que se enfrentan dialécticamente, de hecho desde esta página que somos defensores del veganismo nos han recriminado, insultado y menos preciado por nuestras opiniones. Estamos convencidos que al publicar este artículo, seguro que aparece alguna persona que nos corrige de nuestras propias opiniones.


Por suerte, casi la totalidad de las personas y comunidades veganas con las que tenemos contacto personal, son encantadoras y nunca hemos tenido ningún  problema a pesar de pensar diferente.


Adolescencia, deporte y veganismo

Una idea que suele provocar rechazo a las personas que estamos fuera del pensamiento vegano, es la parte de la alimentación y especialmente cuando hablamos de menores. Tenemos la idea preconcebida que los menores necesitan carne, pescado y lácteos para un correcto desarrollo, a día de hoy podemos decir que se pude suplir con una dieta vegana siempre que sea equilibrada y esté debidamente suplementada.


Hay que dejar claro que una dieta vegana puede ser saludable y equilibrada, pero se necesitan conocimientos de nutrición para que esto suceda y en el caso de los menores incluso aconsejaría la visita a un nutricionista para asegurar todos los requisitos que esta edad conlleva.


Sobre el deporte, ya no sorprende a nadie escuchar a deportistas de élite que son o se han vuelto veganos y sus logros no varían. Solo hay una disciplina donde el veganismo no sienta bien los deportes de fuerza extrema y la explicación es muy simple.  Un deportista de elite que se presenta al hombre más fuerte del mundo, consume una media de 10.000-12.000 calorías diarias, si eres vegano entenderás la dificultad que esto supone. Es cierto que hay un par de deportistas veganos de esta modalidad, pero sus logos dentro de la elite son muy discretos.


Como vemos un adolescente vegano puede practicar deporte de nivel y no morir en el intento, solo necesita unos conocimientos de nutrición deportiva para un correcto rendimiento.


Dieta vegana

Nos centramos solo en la dieta vegana y vemos que existen muchos mitos a su alrededor, buenos y malos.


  • La dieta vegana es mejor que el resto de dietas. Falso, cualquier dieta puede ser saludable siempre que esté bien estructurada. Existe la falsa creencia que si eres vegano tu dieta es maravillosa, pero recordaros que la pasta, coca cola y muchos pasteles y procesados industriales son veganos.
  • La dieta vegana te protege de muchas enfermedades. Si y no, va a depender de lo equilibrada y bien estructurada que esté. Tampoco hay que olvidar que el deporte, sueño, estrés, etc. intervienen de manera directa en la salud, la dieta e solo una de las muchas patas.
  • Los veganos son famélicos y sin fuerza. Dependerá de la persona y como equilibra su dieta y el deporte que practica. En algunos casos, veganos muy conocidos han mezclado veganismo y espiritualidad con deporte como yoga o paseos por la naturaleza, haciendo que su masa muscular no esté en su mejor momento, es posible que de aquí venga este mito.
  • Los veganos solo comen lechuga. Falso, la gastronomía vegana es muy amplia y sabrosa a poco que visites algún restaurante descubrirás un universo de sabores nuevos.
  • Os veganos son unos extremistas. Es cierto que existe un pequeño grupo que hacen demasiado ruido, pero dudo que mucho más que en cualquier otro grupo como los hooligans del futbol. En general son personas normales y corrientes, simplemente tienen una opinión diferente a la tuya.
  • Necesitan suplementarse y no es natural. Quizás este es el apartado más comprometido. Es su defensa diré, que a los animales que comemos en muchas ocasiones los suplementan al no poder acceder de forma natural a esas vitaminas, pero también tengo que reconocer que a nivel de dieta, el veganismo es posible gracias a nuestra sociedad industrializada. Un vegano sin B12, acumularía graves problemas de salud con el tiempo si viviese solo en la naturaleza.


Como vemos, hay tantas creencias como personas y si alguna no te gusta pero no te afecta, quizás lo mejor es ignorarla y no entrar en conflicto.


Ahora ya solo falta esperar a que vengan los de uno y otro bando a criticar este artículo por defender a los veganos o por no defenderlos con la suficiente intensidad, todo un clásico.


CATEGORÍAS