Mitos y realidades de los remedios caseros contra el resfriado

El invierno ha llegado, con menos lluvias de las que necesitamos pero ya podemos sentir el frío y disfrutar de esta época del año. Pero no viene solo, se suele traer a gripes y resfriados, de forma que hay que ir preparando las famosas recetas caseras para combatirlo. En Huerta Campo Rico, como expertos en alimentación saludable, vamos a contarte los mitos y realidades de estos remedios.
 

Gripe, qué es y cómo me contagio


La gripe es una infección respiratoria causada por un virus que entra por la nariz o por la boca. En el resfriado común la causa también es de un virus, que no llega a ser tan contagioso como la gripe.
 
Hasta hoy no existe ningún fármaco capaz de combatir al virus de la gripe ni del resfriado, pero sí podemos encontrar en la farmacia fármacos para “Aliviar los síntomas”
 
No existe ningún fármaco capaz de combatir al virus de la gripe ni del resfriado

El frío


La famosa frase “Abrígate no cojas frío que te vas a resfriar” parece no tener demasiado sentido cuando lo que provoca un resfriado o la gripe es un virus, pero todos hemos experimentado que tras exponernos a determinadas condiciones de frío es el inicio de un resfriado. Lo cierto es que como demuestran varios estudios (1-2-3) el frio y la baja humedad provoca la susceptibilidad a resfriados, pues favorecen la supervivencia del virus y hace que bajen nuestra primera línea de defensas, las mucosas. Por tanto, podemos decir que abrigarnos ayuda a prevenir resfriados.
 

Antibióticos y automedicación


Como hemos comentado anteriormente, resfriado y gripe proceden de un virus, de forma que tomar antibióticos que combaten a las baterías no tiene ningún efecto. Bueno sí que lo tienen, pues sensibilizan a las bacterias y las hacen más resistentes a los antibióticos, de forma que cuando realmente los necesites, no serán tan eficaces. 
 
Sobre la automedicación, decir que es preferible consultar al médico o al farmacéutico, pero tened claro que solo sirven para aliviar los síntomas. En ningún caso, servirán para curaros.
 

Leche y mocos


La leche es un alimento que ha pasado de divino a demoniaco y parece que siempre está en la cuerda floja. Lo cierto es que es solo un alimento con ciertos nutrientes que sienta bien a unas personas y mal a otras, pero sí podemos afirmar que no existe ningún estudio que certifique que tomar leche produce mocos.
 
Como siempre hemos defendido con la leche, si te gusta y te sienta bien tómala, si no es el caso no la tomes NO es imprescindible.
 

Vitamina C


Llegan estas fechas y todos a tomar vitamina C para tener nuestras defensas altas, pero veamos las necesidades reales de esta vitamina. La vitamina C “ayuda” a mantener nuestras defensas, igual que lo hace dormir adecuadamente, hacer ejercicio, una alimentación saludable, etc… 

 
Una persona adulta necesita entre 75-90 mg (mujer-hombre) diarias de esta vitamina. Como podéis ver en la imagen, con una alimentación decente no es necesario tomar ninguna suplementación de esta vitamina. Podemos afirmar que la vitamina C no es determinante como protección contra el resfriado.
 

Miel para la tos


Tengo que reconocer que alguna vez la he tomado con leche caliente para calmar la garganta contra la tos. De forma que he buscado concienzudamente algún estudio que me confirme esto, y después de varias horas buceando por pubmed, no he encontrado ninguna evidencia sobre las propiedades de la miel contra la tos, y teniendo en cuenta que casi el 80% de la miel es azúcar, mejor controlar su consumo, porque podríamos desequilibrar nuestra alimentación saludable.


Helados o líquidos muy calientes para la tos


En estos procesos virales suelen inflamarse las mucosas, por lo que atacarlas con frio intenso o calor abrasador no parece una buena decisión.
 

Caldo caliente


Una buena noticia es que estos caldos, especialmente si están hechos por nosotros son una buena fuente de nutrientes y además hidratan. Recordemos que se pueden dar ligeras deshidrataciones si no controlamos la ingesta de líquidos durante los procesos febriles.
 
Hemos de aclarar que curar no cura, pero si nos proporciona una sensación de bienestar muy acogedora cuando lo estamos pasando mal.
 
Ahora que ya sabes a ciencia cierta los fundamentos reales y falsos de cada uno de estos mitos, podrás funcionar con conocimiento de causa ante gripes y resfriados. Y recuerda, llevar una alimentación saludable siempre te ayudará.
 
 
Referencias
 
1. Respir Med. 2009 Mar;103(3):456-62. doi: 10.1016/j.rmed.2008.09.011. Epub 2008 Nov 1. Cold temperature and low humidity are associated with increased occurrence of respiratory tract infections. Mäkinen TM, Juvonen R, Jokelainen J, Harju TH, Peitso A, Bloigu A, Silvennoinen-Kassinen S, Leinonen M, Hassi J. Source Institute of Health Sciences, University of Oulu, Finland. tiina.makinen@oulu.fi http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18977127
 
2. Acta Otolaryngol. 2002 Mar;122(2):183-91. An explanation for the seasonality of acute upper respiratory tract viral infections. Eccles R. Source Common Cold Centre, Cardiff School of Biosciences, Cardiff University, UK. eccles@cardiff.ac.uk http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11936911
 
3. Int J Tuberc Lung Dis. 2007 Sep;11(9):938-43. Exposure to cold and respiratory tract infections. Mourtzoukou EG, Falagas ME. Source Alfa Institute of Biomedical Sciences, Athens, Greece. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17705968?log$=activity
 

CATEGORÍAS